¿Te lo imaginabas? El uso de hisopos puede ser peligroso

Los hisopos no son buenos para nuestra salud. Existen muchos testimonios de personas que tuvieron problemas por su uso. Por ejemplo una mujer australiana asegura que desarrolló una infección potencialmente mortal que se comió partes de su cráneo. Eso lo adjudica a años de limpiarse las orejas con hisopos.

Por lo general se usan para quitar le cera de las orejas. Pero los especialistas indican que esta cera es beneficiosa para nuestra salud auditiva. La colección de células de piel, aceite y vello, que llamamos cera, es buena para nosotros. Ayuda a impermeabilizar la piel del canal auditivo. De esta manera evita que ciertas bacterias crezcan mucho.

Además nuestros oídos empujan lentamente la cera a medida que se acumula. El proceso es ayudado por el movimiento de la mandíbula. Es decir que el oído se autolimpia.

Existen casos de personas con exceso de cera. Esto también puede convertirse en un problema si no desaparece por sí solo. Pero solo un médico puede ayudarnos a quitar lo que se llama “tapón de cera”.

Otros problemas

El uso de hisopos puede provocar perforaciones en el tímpano. Esta es la membrana interna que separa el oído externo del oído medio interno.

Además se cree que los más chicos son los que corren mayor riesgo.

Cortesía 800 Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *