“Eres muy malo”: La frase que le costó la suspensión a Dembelé

El delantero francés Ousmane Dembelé, expulsado el último domingo en el triunfo de su equipo, el Barcelona, ante el Sevilla (4-0), ha sido suspendido con dos partidos por el Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

La suspensión, en partido de la octava jornada, hará que Dembelé se pierda el duelo ante el Real Madrid, en el Camp Nou, que se jugará el 26 del presente octubre, correspondiente a la décima jornada de LaLiga Santander.

Dembelé fue expulsado en el minuto 86, según figura en el acta arbitral, por dirigirse al colegiado gritando “muy malo, muy malo”.

Además, el Comité de OMpetición ha determinado imponer una multa accesoria de 700 euros al club, y de 600 euros al jugador.

En las alegaciones presentadas por el Barcelona, el club consideraba que el acta arbitral “refleja sendos errores materiales manifiestos” cuando señala que el jugador Araujo Da Silva (también expulsado ese minuto) derribó a un contrario en la disputa del balón impidiendo una ocasión manifiesta de gol, y “cuando entiende que el jugador Dembelé se dirigió al árbitro gritando ‘muy malo, muy malo’, cuando en realidad decía ‘muy mal, muy mal’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *