Francia llamó a su embajador por injerencia italiana

El gobierno francés explicó este viernes que la llamada a consultas de su embajador en Italia es una manera de no dejar pasar una “injerencia” de responsables italianos tras el encuentro del viceprimer ministro de ese país con un grupo de “chalecos amarillos”.

“No se trata de dramatizar, se trata de decir el juego se ha acabado”, dijo la ministra francesa de Relaciones Europeas, Nathalie Loiseau, en una entrevista con Radio Classique.

“Es una injerencia no deseada, un gesto inamistoso de personas que se supone son gobernantes”, añadió Loiseau.

La ministra se refería así al encuentro el martes en Francia del viceprimer ministro italiano, Luigi Di Maio, jefe del Movimiento 5 Estrellas (M5E), con un grupo de “chalecos amarillos”, un colectivo antigobierno que se manifiesta desde hace más de dos meses contra el presidente Emmanuel Macron.

Un miembro de un gobierno extranjero que viene a Francia para dar su apoyo a “alguien que llamó a la guerra civil, a derrocar al presidente (…) es algo nunca visto”, subrayó Loiseau.

El portavoz del gobierno francés, Benjamin Griveaux, declaró por su parte que “no es un llamado permanente, pero es importante marcar la situación porque Italia es un aliado histórico de Francia y también uno de los países fundadores de la Unión Europea”.

Sobre el encuentro de Di Maio con un grupo de “chalecos amarillos”, Griveaux consideró que “la cortesía más básica consiste en informar al gobierno” cuando un ministro va a un país vecino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *