Avión estadounidense llega a Chile para brindar su ayuda a combatir los incendios forestales

Chile continuó este jueves el combate a los incendios que afectan el sur del país, donde tres regiones permanecen bajo estado de catástrofe, sumando un potente avión estadounidense, informaron las autoridades locales.

Los incendios que devoran miles de hectáreas en el sur (obligando a decretar estado de catástrofe en las regiones del Maule, Biobío y La Araucanía) se suman a las inundaciones provocadas por intensas lluvias cordilleranas desatadas en el norte del país.

La emergencia mantiene una treintena de incendios activos desde Aysén, extremo sur, a la región de Maule en el centro. Dependiendo de la intensidad del fuego se definirá a dónde se dirige el avión “de gran capacidad” que inicia la tercera fase de la programación de la Corporación Forestal de Chile (Conaf) para la prevención y combate de incendios.

“Este avión no solo destaca por su gran capacidad de agua, de 36 mil litros, sino por su alta tecnología y equipo humano altamente especializado en este tipo de emergencias”, señaló el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, al presentar la aeronave de la compañía estadounidenses McDonnell Douglas.

En Galvarino, pueblo de la región de La Arauncanía ubicado a unos 670 kilómetros al sur de Santiago, se batallaba contra varios focos que se mantenían activos a última hora de este jueves.

“Amanecimos con fuego, con llamas altas, más de 12 metros. En la quebrada en la noche todo está claro aquí, con humo”, dijo a la AFP Héctor Sandoval, residente de la zona que hace varios días observa desde su casa las llamas.

Las llamas devoran amplias áreas de vegetación en La Araucanía, en su mayoría ubicadas lejos de zonas pobladas en una región donde se concentran las comunidades mapuches.

En el otro extremo del país, a más de 2 mil 500 kilómetros de Temuco, la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) trabaja para minimizar los daños provocados por lluvias que amenazan con aluviones a las regiones de Arica y Paranicota, Tarapacá, Antofagasta y Atacama.

En pleno desierto de Atacama -el más árido del mundo- la principal ruta nacional sufre cortes por las lluvias.

En la región de Antofagasta, la Onemi instó a los pobladores a evitar “quebradas, cauces y zonas de pendiente fuerte”, decretando alerta roja para la comuna del mismo nombre.

La semana pasada, dos personas fallecieron en el norte a causa de inundaciones.

 

Cortesía AFP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *